lunes, 26 de abril de 2010

LA PARED


Estoy absolutamente INFLADA EN LOS OVARIOS con esta cosa pseudo ético-social de que "como somos familia nos tenemos que amar". Bah, qué digo AMAR! ¿Por qué siquiera tenemos que soportarnos?
Que yo recuerde las personas que más me han herido, que más me han faltado al respeto, son mis familiares.
Y no estoy hablando de un primo lejano o un tío abuelo que nunca veo, porque a veces ése (hipotéticamente hablando) es con el que tengo más afinidad.
Hablo de lo más doloroso, lo más frustrante: que los que te falten al respeto, los que te desconozcan, los que te ninguneen, los que te ignoran, sean tus padres, tus hermanos, tus tíos, tus abuelos.
Pasa. Y muy seguido.
Cuántas veces habré tratado de comunicarme con mis padres, hacerles entender lo que siento, hacerles ver que no saben nada de mí y que estoy abierta para que nos conozcamos más...¿Y qué recibo? Que me vivan TOMANDO EL PELO! Una siempre es LA loca, que hace escandaletes, la drama queen. Sólo conseguí algo de ellos poniendo límites demasiado estrictos. Y, obvio, de mis demás parientes, nunca logré nada, si ni les interesa.
Ahora, cuando uno acepta lo que tiene con resignación , se sincera y admite que no tiene nada que ver con muchos de sus parientes y hasta duda de quererlos (no en todos los casos, obvio)...¡UPALALÁ! ¡LA HECATOMBE!
Una es un monstruo baboso, libidinoso y pecador que vino del infierno y se quiere comer sus tripas. 
Vade Retro!
¿O sea que yo me tengo que hacer la buenita con vos forro, con vos forra, que nunca te acercaste a mí, y si lo hiciste fue sólo para criticarme; con vos que siempre me maltrataste; con vos que me querés hacer sentir una mersa por no ser "perfecto/a" como vos?
Naaaa. Que LA CHUPEN TODOS. Yo ya me revelé hace rato.
Y lo siento por todos aquellos que me escuchan o me leen y piensan que soy peor persona por sentir y pensar ésto. Lo siento porque sé que en algún momento van a sentir lo mismo que yo, y lo más probable es que se repriman y se sientan culpables. 
Porque, ojo! Yo no ando destilando odio ni intolerancia innecesarios por la vida, pero si me provocan, que se jodan. La sangre no trae amor en su composición. Que yo sepa: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plasma.Punto.
Un día, siendo chica aún, mi papá me dio una lección de vida que incluso se volvería en su contra, me dijo: "Nunca te dejes pisotear por nadie, ni siquiera por nosotros, por tus padres".
Hace años que decidí que no voy a soportar más que se paren -metafóricamente- por sobre mí levantando la varita de la falsa moralidad, de la jerarquía generacional, de la autoridad "espiritual". El que quiera respeto se lo va a tener que ganar, como me lo trato de ganar yo todos los días.
Siempre que vea la posibilidad de dialogar voy a hacerlo, porque está en mí, yo soy así. Pero no voy a gastarme más que lo que quiera hacerlo. Aprendí de Luis Alberto: 
Y a ustedes les doy el mismo consejo que un día me dio mi padre: No se dejen pisotear. De última, el valor que cada uno tiene se lo pone uno mismo.

20 comentarios:

Rodolfo Bebán dijo...

Un padre que da consejos, más que padre es un conejo...

Ménage à Trois dijo...

me quedo sin palabras!
por que me cuesta tanto decir estas cosas a mi?

Ana dijo...

Rodolfo: WTF?

Ménage: A Ud se le dan bien las fantasías sexuales. A mí se me dan bien las puteadas jajajajaja!
Naa, en serio, hay que practicar. Siempre que el objeto de nuestra ira se merezca ser enviado a la merde.

Etienne dijo...

Estamos en un 368% de acuerdoooooooo!!!
La familia son personas que ligamos (y que nos ligan) sin poder elegir y de ahi podemos decidir o sentir si los queremos o no.
De putearlos, se merecen a veces y otras, ni vale la pena gastarse...

Ana dijo...

Etienne: Gracias por pasar como siempre, y qué bueno que estemos de acuerdo!

Saludos!

Julián dijo...

Me siento muy identificado.

Por eso, tuve una relación conflictiva y bastante con mis viejos y hermanos durante gran parte de mi vida. Por eso lo mejor que me pudo pasar fue ir a un colegio doble turno, y crecer solo y alejado de mi familia.

Hoy por hoy, la relación se haya en un punto neutro (al menos con mis viejos), donde ya más o menos saben como soy (era hora!), aunque apenas viene el intento de anticiparme, el decir "no intentés saber que voy a hacer antes de que lo haga" gana muchos partidos.

KLLR dijo...

La familia hay que tolerarla la mayoría de las veces, sobre todo a los padres.
Aclaro que para mi tios y todos esos lejanos ni cuentan como familia.
Con mi hermano siempre me llevé bien, por ahí será que le llevo 9 años y lo influencié mucho, creo que con eso tuve mi dosis de "pseudo paternidad" para toda la vida.
Pero volviendo al tema de "obligar a querer" que me parece es el centro de este post digo:
Nadie puede obligar a querer a nadie, y el que lo quiere hacer es un pelotudo, el afecto o respeto como vos bien dijiste se ganan, seas pariente o no.
Extendiéndome un poco voy a agregar que me parecen patéticas esas personas que parece que tuvieron hijos para no quedarse solo de viejos y para que los cuiden cuando esten enfermos y no se puedan ni lavar el orto, despues si los hijos no cumplen con sus exigencias (hacen su propia vida) se ponen de la nuca.
Unos buenos padres no quisieran seguramente ser un lastre para sus hijos como yo lo veo.
Y por último un "tip": si te querés llevar no tan mal con tus viejos lo mejor es no vivir con ellos.

Anónimo dijo...

Amiga: la verdad q no pude ni un minuto apartar mi situacion particular con tus palabras.
No puedo por hoy decir mas nada, y se que vos lo entenderas...
Te quiero!!
Sy

Roger Borratint dijo...

Tenés razón. La familia, como todo el mundo, te va a caer bien en la medida en que cumplan con los parámetros que vos tengas para que una persona te caiga bien.

De cualquier modo un poco la sangre tira. Yo tengo una hermana a la que si no fuera hermana ya la hubiera mandado a la mierda en más de una ocasión. Como que al saber que la vas a tener que tolerar, te esforzás un poco más que con otro humano.

Los padres siempre sirvieron y seguirán sirviendo para entorpecer la vida de los hijos. Las excepciones son pocas. Por regla general opinan sobre todo lo que uno hace, rompen las bolas y meten la nariz donde la nariz no debe ser entrometida. Sólo empecé a tener una buena relación con mis padres cuando les oculté absolutamente todos los aspectos de mi extraña vida (excepto mi condición de borracho, que es indisimulable), en todo sentido y en cada detalle. Nunca les dije uan nota de la facultad, un evento, nada. Sólo cuando me recibí ponele. Les dije "ya está".

Los padres también tienen la nefasta conducta de pretender que los hijos sigan exactamente el mismo camino que ellos. Creen que es la única forma de "triunfar en la vida" (como si fuera un juego o una carrera) y tienen una bolsa de arpillera con prejuicios y prejuicios acerca de la gente que no hace las cosas como ellos.

Y los que fracasan en todo, son peores, porque además de perdedores y vergonzosos, te tratan de proteger de sus propios fracasos, coartando todas tus decisiones para que no te pase lo que les pasó a ellos.

Muchos suelen jugar con el tema de los víveres. Ellos te mantienen, te dan algunas cosas que cuestan guita de forma teóricamente desinteresada. Si hacés una que no les cuaja, es altamente probable que saquen a relucir los montos que desembolsan para que modifiques tu accionar como dicen ellos.

Y el peor tipo de padres que conozco son los inútiles. Son chabones que no deberían haber tenido hijos, porque lo único que hacen es hundirlos en su propia mierda, y cuando los hijos logran sacar un poco la cabeza, los padres los vuelven a hundir. Son esos padres que siempre se la pasan haciendo cagadas, perdiendo guita en boludeces, metiéndose en proyectos estúpidos y siendo acostados por supuestos amigos. Estos a mi entender son los más despreciables... prefiero ser el hijo de un político antes que tener padres así.

Los tíos primos y todo eso a veces safan. Yo tenía un prima con la que mantenía furtivos y salvajes encuentros de tipo "íntimo". Y además estaba más buena que comer pollo con la mano y limpiarse en la remera. Como todo lo bueno, duró poco, porque realmente no daba. Ahora tengo un primo que me cae bien, así que todo bien con ellos, pero como KLLR, no los considero como de la familia. Son simplemente chabones que a veces veo y está todo bien con ellos.

Ana dijo...

Julián, si bien es triste lo que me contás, entiendo tu punto de vista y creo que lo mejor es estar lejos de las personas que te hacen mal.

KLLR: He tenido la suerte de nacer en una ciudad que no tiene prácticamente universidad, por lo que me tuve que venir a vivir sola para estudiar. Así que con eso zafé. De hecho siempre me quise ir y nunca se me ocurrió volver, incluso cuando sería mucho más fácil para mí hacer eso.
Los tíos y demás no serán familia, pero cuando tienen que romper las pelotas lo hacen, y por desgracia he tenido que soportar sus juicios toda mi vida, sólo por no faltar el respeto a mis viejos. Bah, ahora ya me chupan un huevo.
Bué, siempre tan sintética yo.

Besos!

Ana dijo...

Roger: Ví tu comment dps. Qué bueno leerte!
Éso de que los padres te manejan porque te mantienen ni me lo digas, porque es lo único que coarta mi libertad en este momento, por lo que ya dije antes de que estudio en una ciudad extraña. Pero bueno, me quiero recibir y dps "chau pichu".
Yo con mis primos tengo una relación re linda, son todos menores que yo pero son como mis hermanos, y sobre todo, me respetan porque yo los respeto, creo que es la base de que nos llevemos bien. En cambio tengo un hermano de sangre con el que no tengo nada en común, y al que no creo ni siquiera tenerle cariño.
Yo creo que la sangre no te tira nada, lo que te hace esforzarte más por tolerar a los familiares es: o la conveniencia, o la culpa. Nada más.
Sin embargo, el ejercicio de la tolerancia nunca es malo, a mí me cuesta (¿se nota? jeje)
Para mí nadie nace con el instinto ni ninguna verga de ser padre, son imposiciones sociales, y hay gente que sirve para tener hijos y otros que no.
Éstos últimos cuanto antes deben darse cuenta de que tienen que abstenerse.
Es una de las razones por las que odio a los niños. Porque tienen padres que no los soportan, entonces por qué los tengo que aguantar yo?

Ana dijo...

Otra cosa, es muy choto tener que optar por ocultar las cosas que te hacen feliz, de tus padres. Uno en el fondo quiere que ellos se pongan felices por uno. A mis padres siempre les costó mucho éso. Salvo cuando se trata de lo "normalmente" deseable, como que te vaya bien en la carrera (que es "obbbbvvvio")

KLLR dijo...

Ana: con lo de contar o no lo que te chace feliz..fijate que no le podés decir a veces a tus viejos: saben.... me hace re feliz aspirar un monton de merca hasta que no siento la nariz, escuchar música agresiva, tomar vodka con energizante, fumarme un porro y tocar pendejas ebrias en fiestas y despues subierlas al auto para llevarlas a mi habitación....y no...no se puede che, fijate que para mi era todo un tema "justificar" mi manera de vestir o las salidas que hacía en lugar de "ir a bailar", ni en pedo les iba a poder decir lo que me hacía feliz.

De lo que dijiste vos se desprende que sos una mina "diplomática", muchas veces la diplomacia es una mierda, para mi gusto.


"he tenido que soportar sus juicios toda mi vida, sólo por no faltar el respeto a mis viejos"

En realidad no tenías, eso lo elegiste, a mi si venia alguien de afuera de mi casa (llamese tío/a, prim/a, cuñado/a, etc)a decirme pelotudeces les contestaba en la cara lo que pensaba acerca de sus juicios hacia mi y de paso tambien lo que pensaba de sus miserables y patéticas vidas y gustos; claro que se armaba un flor de quilombo y así arruinaba un monton de reuniones familiares de todo tipo y me odiaban bastante por eso, aunque despues mi vieja solia admitir que yo tenía razón.

Angelito dijo...

me haze feliz ver a la gente por dentro tal cual ez

http://tanatopraxia.com/

Ana dijo...

KLLR: Probablemente yo soy diplomática, y si a vos no te gusta éso a mí no me interesa.
Yo creo, por ejemplo, que lo que vos enumeraste como cosas que te hacen feliz en realidad son sólo alicientes, no creo que se le pueda llamar felicidad. No creo que estar lleno de merca sea asimilable a estar "completo".
Pero bueno, cada uno define su propia felicidad, supongo.

Angelito: Tu comentario me parece un tanto insidioso.

KLLR dijo...

No era 100% autobiográfico lo que escribí, o sea no dije que a mi personalmente eso me haga feliz, aunque podría ponerme de muy buen humor por un buen rato.
Puse un ejemplo de porque muchas veces no le podés decir a tus viejos lo que te hace feliz, porque simplemente no las entienden.
Igual no creo en "la felicidad" ni esn "estar completo" creo que solo hay momentos.
Obvio que te gusta ser diplomática y estás en todo tu derecho de serlo; mi punto era que nadie te obligaba a respetar a quienes te estaban juzgando, quedarte callada ante la agresión de otros por respeto a tus viejos es tu decisión, por eso aclaré que a mi personalmente me parece una mierda porque odio guardarme el odio que tengo adentro.

KLLR dijo...

No se bien que es insidioso, pero la página esta que mandó angelito la guardo en favoritos para cuando tenga ganas de alimentar mi lado enfermo.

Ana dijo...

Ok, nos acercamos a un acuerdo, aunque no te guste :P
Yo tampoco creo que la felicidad sea 24/7/365. Son momentos, pero momentos en los que sentimos que no nos falta nada más. Por éso usé el término "completo".
Tampoco es fiel a la verdad decir que mis viejos no tuvieron que pagar (de alguna manera) por lo que yo...quise...soportar.
La verdad odio, ODIO, no suelo albergar. Muchas veces ira, pero no sé si odio. Y si hay algo que no me gusta de mí es que no soy rencorosa y a veces me olvido lo que me hicieron ciertas personas. Pero bueno, hay una frase, que aunque bíblica, describe lo que me gusta pensar (aunque no siempre se da): "Siéntate en tu pórtico y verás pasar el cadáver de tu enemigo".
Este Dios siempre tan dulce ;)

Roger Borratint dijo...

Según las experiencias de otras entradas, declaro esta serie de comentarios como que ya se está yendo de tema y próximamente terminaremos los comentarios con la famosa frase "ya ni me acuerdo a qué carajo venía todo esto". ajjajajaja

Me voy a leer la nueva YA!

KLLR dijo...

Que feo no poder odiar!!...te perdés de grandes cosas Ana!!!