miércoles, 16 de marzo de 2011

MEGALOMANIAC


Se trata de todas las situaciones en que ciertos entes pseudo-humanos quedan en posición de PODER sobre otros. Y claro, se abusan. Porque el reconocimiento del propio (dis)valor lleva al entendimiento de que "si no aprovecho mis 15 minutos de hijoputez, quizás nunca más pueda someter a otro".
Estoy 100% segura que lo encomillado pasa por la mente de todos los pobres mentales que por esas cosas de la vida (casi siempre algún otro infeliz que no quiere quedar como hijoputa o no quiere hacer su trabajo) tiene la oportunidad que muchos buscan, pero que pocos tienen las agallas de enfrentar a título personal: JODERLE LA VIDA A OTROS. 
Y entonces tenemos el caso típico de LA SECRETARIA, esa mujer amargada, de cualquier edad, que asume la posición que su "patchoncito" no desea: sacarse de encima a la gente, que siempre tiene necesidades, ergo siempre quiere algo de ellos (casualmente aquello para lo que estudiaron y obtuvieron un título profesional), lo cual nos pone en el lugar filosófico-escencial de preguntarnos y preguntarles: ¿Para qué catzo estudian profesiones en las que obligatoriamente tienen que tratar con otros si no se la bancan?
Todos sabemos que todos (redundancia que me valga) puestos en situación de necesitar a alguien obligadamente para alcanzar un fin somos potenciales inductores de suicidio colectivo. 
Pero claro, el "dottor" no quiere comerse las quejas de las viejas a las que tiene que atender, entonces la manda a la "secre" a hacer el trabajo sucio y decirles que NO. 
Nunca mejor aplicada ni más conveniente la ambigüedad de la palabra "doctor" para denominar tanto a abogados como médicos, aún cuando la mayoría de las veces ninguno de ellos lo sea realmente. 
Párrafo aparte merecen todos los que por algo similar a la "Gracia Divina" poseen el privilegio de "enseñar". Bué, uno dice "enseñar" y piensa en algo importante, trascendental...Dejemoslo ahí. 
Ahhh los carismáticos PROFES, protagonistas de los mayores actos de egocentrismo, narcisismo y sadismo, hasta me atrevería a decir DE LA HISTORIA, pero bueno Hitler hizo más o menos todo al respecto.
Llega la hora de tomar examen y aflora cual capullo en primavera en ellos toda frustración acumulada a lo largo de sus tristes vidas, para por fin desquitarse con la persona incorrecta, en el momento menos oportuno, de la peor manera. Y ¿cómo desaprovechar este regalo que les otorga la vida? 
Cuando sos un POCA COSA y no aspirás más que el polvo que no llega a aspirar la aspiradora, entonces más vale ser funcional al sistema de la megalomanía mediocre. Porque TIRANOS tiranos eran los de antes, que te conquistaban media tierra conocida, imponían su cultura, tenían TODA la guita y gozaban de TODOS los placeres impunes por sus coronas.
Sin embargo, "aúuuuun hay más!". Existe otra categoría de seres que suelen sufrir del delirio místico de Alejandro Magno. Son los empleados administrativos y todos aquellos a los que esencialmente NO LES GUSTA LABURAR, ipso facto te tratan como el ojete con el plus de "nunca-cumplir-con-lo-que-tienen-que-hacer si abonás $0,50 de más. 
No se...Es una de las tantas teorías que mantengo hace rato. Por ahí la desubicada soy yo, y tratar de hacer las cosas bien evidentemente NO GARPA (decímelo a mí).

¡¡¡¡¡NEXT!!!!!


4 comentarios:

Hermana de SDU-7 dijo...

Conclusión: son todos putos :)

Etienne dijo...

Supongo que hay de todo, yo fui empleado municipal con cargo y todo (no, intendente no) y sin embargo laburaba y hacía de todo, desde aparecer en TV hasta regar el césped de la oficina un día domingo.
Y hoy, que trabajo en Atención al Cliente (entre otras funciones) de una empresa, t etenés que comer el garrón de gente que se aviva de mil maneras diferentes y encima se da el gusta de basurearte como si fueras el culpable de sus desgracias.
Repito, hay de todo. ¡Pero las secretarias son las peores!
Conclusión, la Hermana tiene razón!

Ana dijo...

Hermana: Nunca mejor estilada la conclusión. SON TODOS PUTOS YEAH!

Etienne: Claro que hay de todo! imaginate que yo fui pasante ad honorem de tres dependencias públicas diferentes, y siempre laburé un montón y con la mejor onda, pero tmb tener la mejor onda te da el mejor lugar para darles unos cuantos correctivos a ciertos entes que te quieren maltratar...A mí siempre me terminan dando la mano en señal de respeto y/o temor muajajajajajaja! Hay de todo...Y Son todos putos!

Gracias por pasar como siempre!!!

i M a G i N a D o r dijo...

Trabajo en la Intendencia Municipal de Montevideo, pero no soy funcionario público, soy de una empresa tercerizada que funciona dentro de la misma. Y LOS DETESTO, son de lo peor. Nisiquiera sirven para informar bien a la gente, dan pena...

EL ARCOIRIS DE PUTEADAS que escucho durante mi jornada laboral dirigidas a estos seres, es infinito.

Salu2 desde mi imaginario mundo!