lunes, 24 de mayo de 2010

Experiencia BI-fronte

Este Bicentenario patrio tuvo la apetencia de coincidir con un viaje que hace tiempo planeamos con madre. Un viaje destinado al consumo voraz y al capitalismo salvaje. (Bué, no fue para tanto, pero le da un toque "mea culpa" que suena copado).
Al volver pude notar que lo viví con, por lo menos, dos puntos de vista diametralmente opuestos, y a la vez complementarios; que, supongo, siempre están en uno, pero no sé si los vemos tan patentemente.
Por ello algunos momentos son relatados desde la óptica de "Ana-Zen" y también desde la mirada de "Angry-Ana" (imaginen una especie de "Papá enojado", pero versión Ana).
Ah, y no soy bipolar. Sólo me copa parecerlo ;)


"Ana-Zen": El viaje empezó con un traspié. Un petit traspié que no logró hacerme perder el estado "zen-raffaellesco" en el que ando sumergida.
Hete aquí que mi pasaje figuraba como perteneciente a un colectivo que se fue antes que yo. Es decir, un colectivo que perdí. 
La suerte quiso que pudiera viajar igual, y con mi madre, como había sido planeado.

"Angry-Ana": Aunque las respuestas de los fuckin' empleados de las sonsofbitches empresas de colectivos fueron de todo menos satisfactorias y agradables. (A excepción del chofer, "todobienconvosloco". "Ana-Zen"). Oh, sí! Pero ellos ahora ponen videos instructores!A falta de azafatas. Todo lo necesario para que sea el pasajero quien se sienta total y absolutamente responsable por su seguridad, "por las dudas que a nuestros choferes se les cante conducir como el orto y a los pedos. Ubíquese y no SE arriesgue".
Es casi como que me digan "mejor quedáte en tu casa, así no te arriesgás a morir en el intento de vivir".
Las instrucciones, a saber: no poner los bolsos en el pasillo (d'oh!), dejar los mismos en el portaequipajes (Oh!) y bien "firmes", no vaya a ser que se caigan por su culpa; usar un cinturón de seguridad inexistente; mantener los asientos a 90º porque ése es el máximo de seguridad, y si tenés ganas de dormir hacéte cargo; controlar que el chofer no exceda el límite de velocidad (el súmun) y como a ésa altura desonecté mi mente, etc.
Esta práctica de las empresas de trasladar toda la responsabilidad de TODO en los usuarios/consumidores, es una FARSA, sépanlo.
Ni hablar de mi imposibilidad de caber a lo largo de los putos asientos del que se supone debe ser un servicio cómodo.
Para colmo de males, se ve que la chota que me anotició en Bahía Blanca que "este colectivo ya se fué-eeeee" (levantadita de tono irónica) llamó a la CNRT, porque Oh! casualidad, cuando bajamos en Retiro había un inspector que me hizo dejarle el pasaje.

"Ana-Zen": Pensé que por lo menos hacen controles de vez en cuando, ¿no? Pero también sentí mucha culpa con el pobre chofer piola que me llevó igual , y al que probablemente enterré dandole mi pasaje sin pensar al malvado "controlador".
Sobre todo porque a la vuelta nos tocó un chofer malo, al que solicité algo muy amablemente y que me respondió irónicamente con un "está bié-eeeeen" (levantadita de tono. ¿Está bien qué?, forro. "Angry-Ana").
Aún así, el viaje fue rápido y casi sin retrasos, lo cual, dadas las happy circunstancias, es apreciable. Además, a la ida dormí como muerto en paz, así que ni cuenta me dí de nada más.
Casi siempre viajamos en subte. Desde Retiro al hotel en Av. de Mayo sin problemas al llegar.

"Angry-Ana": Ahora, lo que era volver en dirección al hotel desde cualquier punto de la ciudad! Fuckin' Aristóteles! "El hombre es un ser socia-aaaaaaal" Oh! Deam it!! No hay nada que me CRISpe más los nervios que la mala organización, o la falta absoluta de ella!
Por lo menos me dí el gusto de golpear "comoquiennoquierelacosa" a varios adolescentes imberbes; aunque tuve que reprimir mis deseos de hacer lo propio con sendos ancianos. 

"Ana-Zen": Porque, pobres, encima que quieren asistir al festejo, siendo ésto algo de relevancia en sus vidas, seguramente, ellos no pueden andar a paso joven (?).
Como siempre, sentí mucha pena de todas las personas que vendían cosas o efectuaban algún tipo de espectáculo en el subte. Y por ello compré una agenda de dudosa utilidad (again); dos escarapelas, ambas perdidas por ahí, y regalé monedas a troche y moche, cual si fuera Eva Perón.

"Angry-Ana": Hasta que me harté de la caridad y de que me hincharan las guindas cada dos pasos pidiéndome guita. Entonces entendí a toda ésa gente que a veces me cuesta entender; a ésas miles de personas indiferentes a todo, que siempre van (caminando, en colectivo, en auto, en subte) con cara de saturación cercana a los instintos asesinos que habitan en todos nosotros.

En lo que respecta al "festejete", creo que ambas Anas se amalgaman.

Digámos que con madre hemos tenido un viaje "lindante" más no "trasnversal" con el aclamado BI-CEN-TE-NA-RIO (cuya fiesta volveremos a vivir el 9 de julio de 2016, a mi criterio, con mayor justicia histórica, aunque, independencia, lo que se dice independencia, no creo que tengamos, aún hoy).
Nuestro hospedaje en Avenida de Mayo (siempre estratégico), esta vez me hizo sentir en una doble realidad concomitante.
Todo muy loco.
Pues, si bien anduve girando por las cercanías del parade, sólo una vez atentamos con meternos en el maremoto humano, y nos duró menos de lo que dura un pedo en una canasta.
El resto del tiempo, lo pasamos y lo paseamos, en el resto de la ciudad, que parecía hacer caso omiso de la existencia de algún festejo, ya dos o tres cuadras a la redonda.
A los milicos que desfilarían en trajes de época, sólo los vi bajar de sus bunkers verdes mientras desayunaba.
A los conciertos los vi por T.V; y específicamente a León Gieco (a quien ya vi varias veces en vivo), lo vi mientras cenaba en una pizzería de calle Corrientes, a unas pocas cuadras del live. Aclamando constantemente "cuánta gente! Pero mirá cuanta gente!", a lo que madre respondía cual coro sinonímico.
Y muchos pensarán que los festejos me fueron indiferentes (tanto que se le pide a Dios que nada le sea indiferente a nada); pues no. 
Yo participé de otro costado.
Me pareció muy loco ver hordas de gente muy tranquila caminando en medio de Corrientes o Av. de Mayo, desde y hacia el festejo, a todas horas.
No sólo éso, sino que el tránsito automovilístico no había sido formalmente cortado en dichas calles, con lo cual se daba una bizarra convivencia entre peatones y conductores, dejando amplio margen a la discrecionalidad , pero casi siempre con una armonía ad hoc otras veces impensable.
Fué como presenciar una película de zombies absurda, en la que los mismos no ansiaban destripar, sino que actuaban bajo los efectos de algún sedante para caballos.

Así fue mi encuentro bicentenal con la capital de la patria.

P.D: En honor al significado antagónico-dicotómico de mi diosa Némesis. 

13 comentarios:

Ménage à Trois dijo...

hey petit traspié, veo que te apasiona el tema del instinto asesino que todos tenemos dentro, ya veo que la proxima me clavas un tenedor en el ojo!!
la pregunta es:
esta bueno eso de sacar a pasear a ambas anas Zen & hungry? Angry?
como era?
naaaa para nena, solta ese tened... aia!!!

Roger Borratint dijo...

Eso de trasladarle la responsabilidad al usuario me hace acordar a los carteles esos que había antes en los edificios viejos, que decían que como hay escaleras, entonces el consorcio no se responsabiliza por los daños ocurridos por el uso del ascensor. Igualmente en los bondis está bien que te avisen todo eso, porque hay muchas cosas que, sin perjuicio de lo que haga el chófer (sí, chófer lleva tilde, es muy loco... y vídeo también), uno puede hacer para evitar accidentes y daños a sí mismo y a terceros. O sea, no jodamos, si vos dejaste un bolso con un yunque marca ACME en el medio del pasillo, y alguien se golpea en la cabeza y muere, quizás el pato lo paga la empresa, pero la culpa es tuya!! Hay que ser equilibrados.

Sobre el bicentenario no puedo decir nada porque no participé de ningún modo.

Y odio a León Gieco!! Me parece un pedante, no sé bien por qué.

Un beso ídola!!

Ana dijo...

Jajajajaja! Che me acabo de dar cuenta que es angry jajajaja! Qué burra!
Ménage: Sí, lo del instinto asesino es casi una filosofía ;)
Vos hacé un relato con alguien que le saque los ojos a otro con un tenedor y dedicámelo! jajajaja

Roger: No hace falta que me aclares a moi que hay que ser equilibrados! Es obvio que si pasa algún incidente por culpa del usuario, la empresa no tiene la culpa (vale y mucho la redundancia). Lo que me revienta es que se aprovechen de la ignorancia de la gente para lavarse las manos, xq los usuarios están acostumbrados y no reclaman porque creen que no tienen razón, que nadie les va a dar bola. Y sí, la mayoría de las veces tienen razón. Tiene que ver con lo de los Punitiva Damages que comentábamos en tu blog.

Ya habrán visto que hay dos ramas de la profesión que me interesan bastante xD

Ah! Y jamás tildaré "chofer" porque el acento no va en ésa sílaba. Me paso la Real Academia por la c...

Saludos!

Roger Borratint dijo...

Tendrás que vértelas con el sindicato de chóferes.

Ana dijo...

Que venga cualquier chÓfer a decirme algo, vas a ver cómo me cago de risa, porque seguro me lo estoy imaginando!

:P

KLLR dijo...

che..que desconcertante la manera de escribir, me traba con eso de palabras mas grandes y desordenado, más tarde en mi depto lo leo bien....

Ana dijo...

Qué sopa? Estás despistado? Sos admirador del orden? Buáaaaa!

No está desordenado, sigue la misma línea que cualquier texto, las palabras más grandes tienen un sentido expresivo.

Si ésto es desconcertante para vos me imagino que muchas cosas te pueden descolocar!! :P

KLLR dijo...

En gral me descolocan cosas boludas como estas y cosas con las que otras personas se arrancarían los bellos púbicos a mi me son indiferentes, como ....no se...comer sin cubiertos y sin plato.

Ana dijo...

A mí "cosas boludas como éstas" evidentemente no me descolocan, pero sí otras, como las personas que tienen determinadas muletillas que denotan su falta de vocabulario y/o de claridad mental, sobre todo si esas personas se supone que son educadores, o tienen algún tipo de autoridad sobre uno.
Lo de comer sin cubiertos me parece genial. No sé si comparto lo de la falta de plato...Aunque considerando que me acabo de comer un pedazo de tarta de una superficie de cartón, creo que no puedo ni hablar.

Ah! Y dejáte de joder y leé el post querés!

KLLR dijo...

ahh..ahora no se puede opinar sin leer che?

Ana dijo...

Yyyy NO! El punto del comentario es leer. Para opinar libremente de cualquier boludez hay otros medios.

KLLR dijo...

"Entonces entendí a toda ésa gente que a veces me cuesta entender; a ésas miles de personas indiferentes a todo, que siempre van (caminando, en colectivo, en auto, en subte) con cara de saturación cercana a los instintos asesinos que habitan en todos nosotros."

Yo soy una de esas personas :P

Y lo de los aviones es verdad que quieren culpar por todo al pasajero, siempre que dicen las intrucciones pienso que si realmente pasa algo el pánico nos va a invadir y vamos a morir como ardillas y por eso no tiene caso escuchar el discurso.
Por otra parte no entiendo para que concha dicen lo de los salvavidas o el "dispositivo flotador" cuando uno en realidad no va a atravesar el mar con el vuelo...de que mierda te sirve un chaleco salvavidas si te vas a caer al duro suelo???

Ana dijo...

Ja! Supuse que te sentirías identificado. Bueno, por un momento te entendí. No es que sea siempre! :P
Y te aclaro por las dudas que no viajé en avión, sino en el mugroso colectivo. Como siempre. Debe hacer como 15 años que no viajo en avión.