domingo, 30 de mayo de 2010

DEMAGOGIA "TÈTE À TÈTE"



Si bien no suelo hablar de mi profesión ni de política en este medio, ya que lo encuentro, digamos, "excesivamente discorde", esta vez tengo una reflexión que creo, merece ser "bloggeada".
Hace un par de semanas fuimos a unas jornadas de Derecho Administrativo (de 14 horas) a las que asistieron como ponentes grandes "grossos" de la materia, algunos que se podrían haber quedado viendo tele en sus casas y no nos cambiaban la vida en nada, y otros que merecían ser abucheados.
Hay que entender, que cuando de Derecho Administrativo se trata, la política y el Estado están directamente imbricados en el "tole-tole" argumentativo-teórico-práctico de la materia.
Habiendo realizado la pertinente aclaración, paso a relatar el HECHO que suscitó mi reflexión.

Como toda jornada académica, hubo un acto de apertura (lobby) de las autoridades de la UNS, con asistencia del Señor Intendente de la ciudad (con mayúsculas irónicas, por ser además quien ostenta cargo de profesor de Derecho Internacional público, aunque no se sabe a ciencia cierta si alguna vez dio clases), y el Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires (mayúsculas...¿irónicas? bué).
Este último aprovechó su momentito de honor para hacer dos anuncios (dos petites anuncios): primeramente confirmó que a partir de la siguiente semana la legislatura entraría en sesión para debatir la reforma del Código Procesal Administrativo de la provincia; y en segundo lugar nos anotició sobre la creación de 8 (ocho) juzgados que se avocarán al nuevo fuero Ambiental.
Uno podría, y de hecho tiende a pensar: "Che, qué de avanzada estos tipos, abren un fuero ambiental. Buena onda!".
Horas más tarde, uno de los últimos expositores de la Jornada se calzó las calzas...Ah no!Quiero decir, los pantalones, y dijo que agradecía NO haber presenciado el anuncio del Ministro, poco más o menos alegando que le había parecido una tremebunda paparruchada.
Entonces entró en acción la cabecita ágil (a veces) de Ana (plin!)


Luego de tomarme el debido tiempo para disfrutar del intríngulis que ante mis ojos se había desplegado, cual Jorge Rial en plena calle Corrientes, pasé sin solución de continuidad a un estado de INDIGNACIÓN (y bueno, así suelo funcionar).
¿Qué es esto de andar haciéndonos los copados abriendo fueros nuevos porque una materia se vuelve "à la mode", en lugar de abrir más puestos de trabajo, administrativos y judiciales, en los juzgados ya existentes y que, oh!, NO DAN A BASTO? 
¿Cómo funciona esta asociación de ideas que nos dicta que tenemos que "avanzar" cuando el presente se muestra bastante más jodido de lo deseado?
¿Cómo no poner el acento en mejorar la calidad y cantidad de las instancias de mediación, conciliación y arbitraje, para desjudicializar todo aquello que pueda arreglarse con un BUEN diálogo?
¿En dónde se ha visto que es bueno abrir fueros nuevos cual reproducción de bacterias, en lugar de proveer fondos para contar con (y paso a enumerar lo que he visto): computadoras con Internet, en lo posible de éste siglo, y con impresoras que no tarden cinco minutos por página; sillas a las que no les falten patas ni ruedas; biromes que anden; tachos de basura, etc; sin olvidar las reformas edilicias necesarias; espacio físico para realizar audiencias como la gente; baños en condiciones dignas; capacitación profesional y psicológico para la gran cantidad de issssssnorantes y lelos que hacen las veces de "funcionarios judiciales"?...Bueno, se entiende.

Como siempre, desde épocas inmemoriales, la demagogia acalla las mentes; porque lo bueno parece no poder ser criticado. Pero es importante entender que hay más de una balanza; y que para llegar al "Primer mundo" (sin concordar mucho con dicha clasificación), hay que abandonar el "tercero" (o dicho de otra manera, para pasar al frente de la casa tenemos que dejar de ser el "patio trasero"). Y para lograr este objetivo hay que empezar por lo básico. Asegurar, como mínimo, que tu lugar de trabajo no será invadido por murciélagos (para éso estamos los cuervos :p nota de color), ni contaminado con sus cadáveres malolientes.

9 comentarios:

Etienne dijo...

Tal vez pensando que uno lo puede hacer mejor me metí a esto de la función pública, aunque sea desde el personaje...
La política, la administración pública, la gestión de leyes y la administración de justicia me genera escozor, un picor inexplicable, una incomodidad extrema.
El hecho de que hagan las cosas que deberían hacer sólo por obligación nada más que para eternizarse en su puesto y hacer carrera me pone frenético. ¿Acaso no se dan cuenta que tienen una responsabilidad enorme para con sus pares? Después, ante lo que ellos consideran una injusticia son los primeros en invocar las instituciones y todo lo demás y cuando tuvieron la oportunidad de honrarlas se cagaron en ellas.
Todos los actos de esta índole que describís me dan asco, me dan ganas de ser anarquista (aunque después sé que así tampoco lograré lo que quiero) y creo firmemente que la política es como la fórmula 1: llegan solamente los que tienen contactos y no los verdaderamente idóneos.
Salute!!

Besos bella Ana!

Ana dijo...

He notado que tu "alter ego" quiere ser el político utópico, y éso es genial!
Esta realidad política se da porque no internalizamos el concepto de solidaridad, porque perdimos el sentido de identidad y pertenencia, porque nos preocupa más tener cosas que ser mejores personas. Parece una cursilería, pero es una realidad.

Gracias por lo de bella ;)

Saludos Intendente!

FALSARIO dijo...

La demagogia no es mas que una sorpresa de palabrs de la gente tonta que no tiene nada que decir ante un publico que no cree inteligente pero por el contrario si que lo es.
Saludos y gracias por compartir tus palabras on nosostros.

www.falsario.org

Mariè dijo...

Casi morí cuando hice click en el link.. MURCIELAGOSSSS, POR DEOSSS!

Y... respecto a todo lo demás, la verdad es que llega un punto que nos cansamos de todo, y hay que patear el tablero... y nos dan ganas de ser anarquista, como dice Etienne, para inmediatamente despúes darnos cuenta de que no nos sirve.

Entonces... querida Ana... ¿CUAL ES LA SALIDA?

:S

me voy a golpear la cabeza contra la pared un rato...
Besos!

:)

Ana dijo...

Falsario: Gracias a vos por pasar! Lo que decís es cierto, la demagogia es una subestimación de la capacidad de las personas.

Mariè: Lo de los murciélagos es 100% cierto, y en ese edificio laburaba yo ad honorem, por suerte para ése momento ya no, porque me hubiera vuelto loca!!!
No te des la cabeza contra la pared! Alguna solución se puede encontrar si empezamos por uno.

Saludos!

Blonda dijo...

Me encanta que defiendas tus creencias con uñas y dientes. Eso habla de una mina apasionada y de armas tomar en la vida. Y no me equivoco con vos!

Siga por ese camino y use el blog para compartirlo como ahora eh!

besotesssss

Ana dijo...

Blondie: xD Soy de las que creen que todo es dialogable, todo es debatible, pero hay ciertas cosas indiscutibles. Y ésta que expuse es una de ellas. Es indignación 100%. Y bueno, las uñas y los dientes de vez en cuando salen! ;)

Besotes!

KLLR dijo...

che...no entendí un choto, es re de abogados el post....

Ana dijo...

Nada que ver. No tiene tecnicismos. Justamente es bastante instructivo.