miércoles, 31 de marzo de 2010

La Falta

A veces escribo cosas que empiezan con: "a veces"
y suspiro porque "a veces" es "siempre"
cuando lo escribís todo el tiempo...
Qué falta de carisma, de tacto, de todo.
Qué falta de encuentros, de concresión.
Qué falta me hace que no me falte nada.
Y me falta todo.
Dónde está todo... lo que me falta?
Si "todo" es lo que me falta, quizás lo encuentre en esta frase;
como decir que X es igual a Y,
pero no son iguales...
Son diferentes,
el "todo" y la falta.
Yo soy La Falta.
¿Y el "todo"? ¿Quién es?
¿Quién es todo lo que me falta?
Todo es...
Lo inconcretable, inconmensurable, infinito.
El "todo" y la "nada" son lo mismo.
Se unen en la inmensidad, en lo pequeño,
en un pequeño y distante punto en el Universo,
que puede ser una galaxia, un agujero negro,
allí se unen. Son uno.
Como la luz y el tiempo,
las sombras y el amor.
Son uno.
Como las palabras en otro idioma,
su falta de significado
y su enorme sentido.
Lo que me falta es TODO, y el todo
es igual a la NADA.
Lo que me falta, ¿es "nada"?
Si nada me falta, así seré para siempre.
Encontrar TODO puede ser un desafío,
pero encontrar NADA es una broma sin sentido.
No me falta "nada".
Porque si me falta "nada"
entonces
siempre voy a estar sola.
Y no quiero estar siempre sola,
aunque "nada" me falte.
Yo
quiero
todo.

6 comentarios:

jimena rivas dijo...

Y quién no quiere todo.

Ana dijo...

Por eso. Éste no es tan autobiografico, como humano en gral!

Fer dijo...

Qué falta me hace que no me falte nada.
Y me falta todo.
Es tal cual! Me gusta mucho el blog, continua escribiendo ;)

Roger Borratint dijo...

No entendí una verga. O sea, no entendí NADA, así que entendí TODO!!

OH!!

Ana dijo...

OK! Evidentemente nadie lo entiende. Voy a repensar mis estrategias de redacción :S

Roger Borratint dijo...

O quizás estás queriendo explicar con palabras algo que es difícil de explicar con palabras.

Se me ocurre la frase "La procesión va por dentro", pero odio los refranes, así que no la voy a tirar, más allá de que ya la haya tirado. La anulo tirando la opuesta: "La procesión va por fuera".